A dos marchas, el regalo del tiempo

Tiempo… tiempo, siempre hemos tratado de comprender su naturaleza, durante siglos mujeres y hombres lo han estudiado, meditado y buscado. 

Como dice Henry van Dyke “El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan, demasiado rápido para aquellos que temen, demasiado largo para aquellos que sufren, demasiado corto para aquellos que se alegran…”.  La lentitud y la rapidez son dos realidades paralelas del tiempo.

El tiempo es un concepto fascinante y complejo al mismo tiempo en la psicología, la filosofía y en el vivir nuestro día a día, y lo queremos comprender para controlarlo, pero el tiempo continúa siendo un misterio, un regalo que nos es dado para vivirlo, ¡cada día veinticuatro horas!

Dos conceptos importantes que se relacionan con el tiempo: ‘Chronos’ y ‘Kairos

Chronos: Este término se refiere al tiempo lineal y cuantificable que utilizamos en la vida cotidiana. Es el tiempo medido en horas, minutos y segundos, y se relaciona con la secuencia de eventos en el mundo físico. El ‘Chronos’ es el tiempo que usamos para programar nuestras citas, establecer plazos y planificar nuestras vidas, nuestra famosa agenda. 

Es un concepto cuantitativo y objetivo, representado por los relojes y las alarmas. Es el tiempo del mundo, por decirlo de alguna manera es la cara negativa del tiempo que nos persigue sin parar. 

Seguro que te suenan esas mañanas en las que nos levantamos corriendo como si fuésemos a hacer una maratón y al final del día, ya en la cama agotadas, nos decimos nunca consigo llegar a todo. 

Kairos: En cambio, el ‘Kairos’ es una noción más subjetiva del tiempo. Se refiere al momento oportuno, al tiempo perfecto para tomar decisiones o aprovechar las oportunidades. El ‘Kairos’ no se mide en unidades de tiempo convencionales, sino en relación con la calidad de un momento y su importancia en nuestra vida. Es un concepto cualitativo y subjetivo que se relaciona con la percepción y la experiencia del tiempo en situaciones específicas.

Kairos es lo transcendente, la alegría, la pasión, la creatividad, la belleza, la meditación, la oración, la música, una puesta de sol, un abrazo, un poema es tener una relación íntima con lo real.

Kairos es el aspecto positivo del tiempo, es la libertad, es donde salimos de nuestro yo para encontrarnos con nuestra grandeza y bailar con nosotras mismas saboreando ese presente.

Vivimos en los dos tiempos, en Chronos existimos con velocidad, en Kairos saboreamos con calma, Chronos es el hacer, Kairos es el ser.

Un ejemplo que muestra la diferencia entre ‘Chronos’ y ‘Kairos’ 

Chronos: Laura es una ejecutiva de una empresa, su jornada laboral es de entre 8 y 9 horas. Está gobernada por el tiempo ‘Chronos’. Tiene reuniones programadas, plazos apretados y está constantemente ocupada con informes, presentaciones y un largo, etc. que no se acaba nunca. Su semana laboral está llena de tareas específicas y medidas por horas y minutos.

Cuando por fin llega a casa, después de haber pasado por el super, la farmacia… continúa igual que en el trabajo, acabando de contestar emails y preparando las reuniones de mañana. Parte de su tiempo en casa se convierte en una extensión de su día laboral.

Además, tiene que llevar a sus hijos a las actividades extraescolares, preparar la cena, cuando llega su pareja dedicarle aunque sea unos minutos y si puede, mirar una serie para desconectar. Todo esto lo hace dentro de un horario muy programado para poder llegar a todo.

Este ejemplo refleja cómo algunas personas pueden sentir la presión de la rutina y las responsabilidades familiares, lo que las lleva a mantener un enfoque constante en el tiempo ‘Chronos’, incluso en su vida en casa. Es fundamental reconocer la necesidad de equilibrar el tiempo ‘Chronos’ con el ‘Kairos’ para garantizar que se puedan crear momentos significativos y de calidad con una misma y con la familia, así como dedicar tiempo a la reflexión y la conexión emocional en lugar de simplemente seguir una rutina programada.

El instante que marca la diferencia

Imaginemos que cuando sale del trabajo opta por cambiar su enfoque al tiempo ‘Kairos’.  Sabe de la importancia de desconectar del trabajo y vivir conscientemente los momentos con ella misma y su familia.

Cuando llega a casa y a pesar de estar agotada, sabe que es esencial aprovechar los momentos de calidad con su familia. Durante la cena, apaga su teléfono, no pone la TV y se involucra activamente en conversaciones significativas con sus hijos y su pareja. Juega con sus hijos y comparte risas genuinas, les ayuda en los deberes y los pone a dormir. Por fin se sienta en el sofá con su pareja y comparten cómo ha ido el día. Ya en la cama lee un poco y hace una pequeña meditación y sin darse cuenta se queda dormida. 

A pesar de que su tiempo es limitado, se esfuerza por hacer que esos momentos en casa sean especiales y significativos. Este sería el tiempo Kairos.

Una comprensión de la diferencia entre ‘Chronos’ y ‘Kairos’ va a enriquecer tu vida, ayudándote a vivir de manera más consciente, para tomar decisiones más acertadas y experimentar una mayor satisfacción en tu día a día.

Cambiar de ‘Chronos’ a ‘Kairos’ solo lo separa un instante, pero es un instante que marca la diferencia.

Hoy queremos que tomes las riendas de tu tiempo, te invitamos a instalar en tu vida ‘el rincón mágico’, esa cita diaria contigo misma, donde cada mañana tienes delante de ti una hoja en blanco y allí es donde escribirás detalladamente cómo quieres que sea tu día, para garantizar que hayan momentos significativos y de calidad, para disminuir el ritmo de vida y así mantener un equilibrio entre lo laboral y familiar sin olvidarse de ti. Un equilibrio entre ‘Chronos’ y ‘Kairos’.

Te invitamos a que compartas con nosotras si tienes dificultades en llevar a la realidad el equilibrio entre ‘Chronos’ y ‘Kairos’. 

Tu esencia es la grandeza, y los dos tiempos forman parte de tu esencia.

¡Queremos que vivas a tope saboreando tu tiempo!

PD: Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotras, nos encantará
ayudarte.

Post a comment

Have a question?

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido